Jugar a Pokémon GO es positivo para la inteligencia de los adolescentes

Investigadores de las universidades de Granada y Jaén han demostrado que jugar al Pokémon GO incrementa, de manera lúdica, la cantidad de actividad física diaria en adolescentes, además de afectar positivamente a su rendimiento cognitivo y relaciones sociales.

Su investigación se ha centrado en un grupo de adolescentes entre 12 y 15 años, durante 8 semanas, de los cuales la mitad jugaba a Pokémon GO y la otra mitad, no. Los resultados mostraron que los jugadores de Pokémon GO dedicaron 40 minutos al día a jugar y recorrieron 54 kilómetros durante todo el período de estudio. Según el análisis principal de datos, quienes lo usaron aumentaron significativamente su atención selectiva, concentración, y sociabilidad.

"Los videojuegos activos muestran una gran utilidad para el fomento de la práctica de actividad física extracurricular, pudiendo emplearse como complemento a las clases de Educación Física, o incluso como recurso durante las mismas", detallan los investigadores para quienes, este tipo de juegos digitales, puede ser útil para motivar a la realización de actividad física entre este público.

Este incremento de la actividad física, supone muy beneficioso para el joven, que, sin ser consciente, mejora sus funciones mentales. La presencia de retos, no es solo motivante, sino que, además, libera neurotransmisores cerebrales como serotonina o endorfinas, que son determinantes en el rendimiento cognitivo.

Pokémon GO es un juego de clara naturaleza social, por lo que anima a sus jugadores a salir fuera de casa, tomando contacto con vecinos y amigos. Además, en relación a lo anterior, los investigadores indican que el 57 por ciento de los participantes se sentían más motivados para salir fuera de casa gracias a Pokémon GO, el 52 por ciento considera que le ha ayudado a hacer amigos y el 77 por ciento vería con agrado conocer nuevas versiones del juego.

Sobre el autor