Snapchat admite que es una red confusa

Snapchat no pasa por sus mejores momentos. La red social, cuyo contenido se autodestruye, registra pérdidas millonarias. La plataforma es utilizada por solo 178 millones de usuarios activos, muy lejos de sus competidoras como Facebook o Instagram.

Finalmente, la propia app ha tenido que rendirse a lo evidente: Que es complicada de usar y que al usuario medio le resulta ciertamente confusa. Su futuro está, precisamente, en rediseñar la app para hacerla más atractiva a los nuevos usuarios y que sea más sencilla de utilizar.

El propio CEO de Snapchat, Evan Spiegel, ha reconocido que llevan oyendo, desde hace años, que Snapchat es compleja y que la gente no sabe utilizarla. Cuando surgió Snapchat muchos consideraron que ya no tenían edad para utilizar esta aplicación, ya que eras incapaces de seguir el juego de la red social. Snapchat sacó pecho para decir que los jóvenes entre 13 y 34 años la entendían perfectamente. En conclusión, si tenías más de 35 años, tu cerebro no estaba preparado para entender la app.

Años después, la realidad ha confirmado que la facilidad de uso es vital para que una red sociales sea eso, social, es decir, para todo el mundo. No tiene nada que ver con la edad sino con el diseño de la app. Su filosofía es ser rápido, contenidos rápidos que rápidamente se comparten y, también a la velocidad del rayo, desaparecen. Esta filosfía de 'usar y tirar' parece que no ha calado profundamente en el usuario digital.

Lo que aún queda por ver y si es posible la existencia de tantas redes sociales. Está claro que Facebook, Instagram, YouTube y WhatsApp dominan el mercado, mientras algunas otras se defienden como Twitter, Line o Snapchat.

Sobre el autor