Twitter marca a los usuarios que difunden el odio

Las redes sociales están en el punto de mira en numerosos conflictos y problemas políticos y sociales debido a la abundancia de información distorsionada y falsa. Aunque el verdadero problema radica en la incentivación del odio y la violencia. En este sentido, Twitter ha dado un paso más y está trabajando un un nuevo sistema de verificación de los usuarios, señalando los que no estén cumpliendo las normas.

Así, Twitter quiere eliminar la verificación en aquellas cuentas que inciten al odio suprimiendo la insignia de verficación y el estado de cuenta verificada.

La retirada de la verifiación se extenderá a aquellas cuentas que intenten engañar cambiando los datos de su nombre o biografía, en las cuentas fake o las que se hacen pasar por otras personas. En este sentido, se centrarán también en las cuentas que amenacen y ataquen directamente a otras personas por su etnia, nacionalidad, género, orientación sexual, religión, edad, discapacidad o enfermedad. También retirará la verificación para los que inciten a otros a copiar su comportamiento.

La red social considera este paso necesario, aunque puede tocar uno de los principios sagrados de cualquier red social que es la libertiad de expresión. Pero Twitter quiere tener un papel claro y que no se entienda que apoyan este tipo de contenido por mera pasividad. Se trata de dar un paso más en la comprobación de la información que tanto se ha reclamado desde hace unos años, siendo la respuesta de las redes sociales muy tibia. Facebook o Google, por ejemplo, siguen aún confiando en que sean los propios usuarios los que denuncien este tipo de contenidos.

Sobre el autor