Amazon desembarca en Australia y hace temblar al comercio minorista

Pocos días antes de Navidad, el gigante estadounidense del internet, Amazon, desembarcó este martes en Australia haciendo temblar al comercio minorista local que lucha por reducir costes y aumentar su oferta en línea. La llegada a este país-continente del mastodonte --antiguo vendedor de libros en línea convertido en una de las mayores empresas del mundo-- amenaza a un apático mercado local, debido a la prudencia de los consumidores y el escaso crecimiento de los salarios.

Amazon propone a los consumidores "millones" de productos de marcas australianas populares. Algunas pequeñas y medianas empresas australianas ya están presentes en Amazon Marketplace, que permite a otros distribuidores vender en el sitio del gigante estadounidense. Pese a todo, la Asociación australiana de venta al por menor saludó estos cambios a través de su director general Russel Zimmerman, quien destaca que Amazon ofrece una nueva plataforma para vender sus productos.

"Con más de 300 usuarios activos presentes ya en Marketplace, la mayoría de los minoristas australianos lo ven como un canal suplementario para vender sus productos" asegura.

Amazon, nacido en Seattle en 1995, no ha parado de diversificarse. Está presente en múltiples categorías de la venta en línea, pero también en supermercados bio, altavoces conectados, películas en streaming, o en el "cloud" (almacén de servicios web desmaterializados). Es una de las empresas más rentables del planeta, junto a otros gigantes estadounidenses de la tecnología, como Apple, Facebook y Alphabet, matriz de Google, con un beneficio de 256 millones de dólares en el tercer trimestre de este año.

Sobre el autor