Cómo usar las monedas virtuales

El bitcoin vive un momento difícil de calificar. Sometido a una intensa especulación, su valor fluctúa intensamente. Durante esta semana, por ejemplo, comenzó valiendo 20.000 dólares y, a finales de la semana, vale 13.000 dólares. una caída del 16% complicada de razonar, salvo que aparezca la sombra de la especulación.

Pese al oscurantismo de esta moneda virtual, sin respaldo de una banco central y cuyo valor está creado por ordenadores, varios mercados norteamericanos de Chicago lanzaron productos especulativos basados en esta moneda.

Hace poco, una empresa pesquera catalana comenzó a permitir pagos en bitcoin, gracias a un servicio ofrecido por BBVA que permite la cadena en bloque o "blockchain", una tecnología digital que garantiza la veracidad de las operaciones en Internet. Así, las transacciones se agilizan resolviendo en pocas horas los créditos internacionales. Y ya hay comercios en Madrid y Barcelona que aceptan bitcoins.

Según los expertos, utilizar bitcoins se debe entender como una forma de inversión. No se trata de una moneda al uso, para poder pagar productos, sino que hay que verlos como una inversión y, dada la versatilidad que tiene, se pueden lograr ciertos beneficios. También es muy útil en las transacciones internacionales, al realizar el pago y cobro de persona a persona, con lo cual se elimina intermediarios.

Sobre el autor