Los gigantes tecnológicos y los derechos televisivos

El mundo de las retransmisiones deportivas está a punto de vivir una gran revolución. Los derechos televisivos de la Premier League, que ya generan sumas millonarias, podrían aumentar con la llegada de nuevos actores como Amazon y Facebook, y sus poderosas chequeras.

Ed Woodward, vicepresidente ejecutivo del Manchester United, es consciente de los grandes cambios que se avecinan. Recientemente recordó que los nuevos actores habían mostrado cierto interés por la Premier League, pero también por la Liga de Campeones y por la Europa League. "El mercado de los derechos de retransmisión está cambiando para siempre en los deportes: Las plataformas como Amazon o Facebook quieren sacudir las cosas", señala Giles Morgan, antiguo director encargado del patrocinio de la banca HSBC, y actualmente consejero internacional en patrocinio. "El deporte es algo que se consume en directo, es lo que le hace tan preciado, es una ocasión para que las marcas lleguen a los espectadores de manera específica", añade.

Amazon está ya posicionado en el tenis y ha batido a Sky en Gran Bretaña por los derechos del circuito masculino ATP entre 2019 y 2023, así como para el US Open. El gigante del comercio en línea también pagó más de 40 millones de euros por ofrecer 10 partidos de la liga de fútbol americano (NFL) en Estados Unidos. Amazon alcanzó el pasado mes un lucrativo acuerdo con el Manchester City para grabar una serie de documentales sobre el actual líder de la Premier League.

"Claramente; Amazon, Facebook, Google... Estos nuevos actores empiezan a estar interesados en el deporte como lo hicieron las cadenas de cable hace 20 años", constató Michael Payne, antiguo director de marketing y de derechos de retransmisión del Comité Olímpico Internacional (COI).

Tim Bridge, consultor para el gabinete Deloitte, está de acuerdo: "Es solo una cuestión de tiempo antes de ver a estos gigantes de internet invertir, especialmente con los cambios en las costumbres a la hora de visionar por parte de los aficionados, que utilizan cada vez más los teléfonos móviles".

 

Sobre el autor