INCIBE trabaja en "minimizar" ataques en Cataluña

El director general del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE), Alberto Hernández, ha dicho este martes que los expertos de diferentes organismos están trabajando en "minimizar" el impacto y en "gestionar el riesgo" de ciberataques que puedan afectar a los comicios autonómicos del 21 de diciembre en Cataluña.

El director general de INCIBE, organismo que depende del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha señalado que "el riesgo de que te hackeen un sistema siempre va a existir", pero ha destacado que "lo importante" es que este riesgo sea "bajo". Así, preguntado por las 'fakenews' --noticias falsas que circulan por Internet y las redes sociales-- y otras actuaciones que se puedan desarrollar con intención de cambiar el "sentido del voto" de los ciudadanos en las elecciones del 21-D, Hernández ha asegurado que se está "trabajando" en ello: "Estamos trabajando para intentar minimizar el impacto o gestionar ese riesgo", ha afirmado.

Asimismo, ha opinado que la ciberseguridad "corresponde a cada Estado" porque cada país actúa a "diferentes ritmos" y con "diferentes capacidades", pero ha admitido que es "muy importante" que existan labores de "colaboración, coordinación e intercambio de información" entre todos como uno de los métodos de prevención a nivel nacional e internacional.

EL 80% DE LOS ATAQUES SE PODRÍAN PREVENIR

A su juicio, hay medidas "sencillas" que pueden llevar a cabo los ciudadanos para evitar estas injerencias, entre las que ha destacado la mejora del "juicio crítico" y el desarrollo de la capacidad de "pararse a pensar si aquello que ha llegado es cierto o no". "Las guerras ya no solo se van a librar en campos de combate como los conocemos, sino también en el ámbito del ciberespacio", ha argumentado.

Además, el director de INCIBE ha asegurado que el 80 por ciento de los ataques que se producen en España podrían evitarse con una serie de precauciones "sencillas", como el uso de antivirus. Entre estas medidas ha señalado también mantener todos los dispositivos actualizados y utilizar contraseñas "lo suficientemente fuertes para que no sean descifradas de forma sencilla". "Gran parte de los problemas", ha afirmado, "estarían solucionados" de llevar a cabo sus recomendaciones.

Eso sí, "tener el mismo nivel de confianza cuando usamos el móvil o el ordenador que cuando estamos en el mundo físico" es la primera recomendación y más importante para Hernández. En este sentido, ha indicado que el ciberespacio debe concebirse como un dominio "tan real" como "la tierra, el mar o el espacio" y ha aclarado que no se trata de "nuevas amenazas", sino de "las mismas" que existían en el "entorno físico", pero desarrolladas en "un nuevo entorno que presenta vulnerabilidades".

"El riesgo existe y existirá siempre", ha señalado, al tiempo que ha añadido que "más del 80 por ciento" de los ataques en la web que se dan en España podrían prevenirse. A este respecto, ha recordado que los ciudadanos pueden "ser víctimas" de un ciberataque, o bien ser "cómplices sin saberlo", por lo que gana relevancia la necesidad de "concienciar" y automatizar algunas formas de actuar. "Tenemos que desconfiar o confiar lo mismo que haríamos en el mundo físico", ha recalcado, destacando situaciones en las que se recibe una solicitud de amistad desconocida o una oferta de trabajo inesperada. "Cuando vamos por la calle y alguien se nos acerca, nos ponemos alerta", ha ejemplificado.

EL CIBERCRIMEN PUEDE ALCANZAR EL 0,1% DEL PIB MUNDIAL

Por otro lado, Alberto Hernández ha explicado que los ciberataques pueden llegar a suponer el 0,1 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) Mundial, lo que implica poner a "cientos de miles de millones de euros" en riesgo "todos los días". De esta forma, ha dicho que afecta a todos los sectores, a los ciudadanos y también a las pequeñas y medianas empresas PYMES.

Ha advertido que éstas no suelen estar protegidas porque "no han invertido en seguridad", y ha afirmado que, si bien el impacto económico que tienen los ataques oscila entre los "100, 200, 300 o 1.000 euros", a veces es "importante": "Imaginemos que se cifra información sensible, como es el fichero de clientes, de pedidos o de facturas; bloquea la PYME", ha avisado. Así, ha recalcado que, en esos casos, "ya no es tanto el rescate" que los atacantes en Internet pueden provocar, como "que bloquee la actividad de la empresa durante bastante tiempo".

Sobre el autor