La UE quiere regular el trabajo colaborativo

La economía colaborativa está en el punto de mira de las leyes laborales de la UE. La Comisión Europea (CE) está preparando una nueva directiva que busca regular los nuevos empleos que han surgido bajo la sombra del trabajo colaborativo. Esta nueva directiva afectará a casi tres millones de personas.

Flexibilidad sí, pero también mayor protección

Esto es lo que defendió este jueves la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen, durante la presentación en Bruselas de esta nueva propuesta -que actualiza una directiva que se remonta a 1991-, quien no obstante matizó que no van a prohibir este tipo de empleos. "La economía de hoy necesita contratos laborales flexibles pero la flexibilidad debe acompañarse con una protección mínima", explicó.

La nueva normativa limitará los períodos de duración de este tipo de trabajo en 6 meses, salvo causa obejtiva. Prohíbe al empleador exigir exclusividad, salvo casos justificados. Por ejemplo, los repartidores de comida a domicilio podrán servir a varias empresas y trabajar con varias plataformas.

La futura directiva, que tendrá que aplicarse en los próximos 2 años a todos los países miembros de la UE, determina que las personas que tengan trabajo a demanda tienen derecho a saber sus horarios con un período de antelación razonable. Precisamente, por este motivo, no se les podrá exigir disponibilidad total. También, si existe una vacante de un puesto más estable dentro de la empresa, el trabajador tendrá derecho a pedir ocuparla y el empresario está obligado a dar respuesto en un período de tiempo de 1 a 3 meses y justificar los motivos de la denegación.

En resumen, se trata de que la economía colaborativa no ampare trabajos precarios y en unas condiciones fuera de los derechos de cualquier trabajador.

Sobre el autor