Audi: trabajar sin dolor de espalda gracias al exoesqueleto

Según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) los trastornos del aparato locomotor son una de las principales causas del absentismo laboral y entrañan un costo considerable para el sistema de salud pública. Estos trastornos presentan características específicas asociadas a diferentes regiones del cuerpo y a diversos tipos de trabajo. Las dolencias de la región inferior de la espalda, por ejemplo, suelen darse en personas que levantan y manipulan pesos o que están sometidas a vibraciones. Las de las extremidades superioras (dedos, manos, muñecas, brazos, codos, hombros y nuca) pueden deberse a la aplicación de una fuerza estática repetitiva o duradera, o pueden acentuarse por efecto de esas actividades. Eso tipo de trastornos puede ser tan leve como un dolor ocasional o tan serio como un enfermedad específica claramente diagnosticada.

El dolor puede interpretarse come la consecuencia de una sobrecarga aguda reversible o puede indicar el comienzo de una enfermedad grave. Audi está trabajando para eliminar el dolor de espalda en los puestos de trabajo en sus factorías gracias a un exoesqueleto. Esta ayuda ergonómica proporciona soporte para levantar y transportar material pesado y reduce la tensión en los músculos de la espalda.

El exoesqueleto se utiliza montado sobre el cuerpo y pesa aproximadamente tres kilogramos. Es un marco de metal con elementos en la parte superior, la zona inferior trasera y la de los muslos está conectado con una estructura de soporte. Para ponerse el exoesqueleto, el trabajador primero lo coloca sobre su cabeza como lo haría con un jersey y lo fija a sus caderas. Luego se colocan dos placas del tamaño de la mano que reparten la carga sobre los muslos.

El exoesqueleto proporciona apoyo especialmente con actividades que requieren inclinarse hacia adelante para recoger o colocar componentes. Transportar materiales pesados también es más fácil con este dispositivo ergonómico, ya que transfiere la carga de los elementos pesados desde la parte posterior a los músculos más fuertes de las piernas. Esto reduce la tensión en la espalda entre un 20 y un 30 por ciento, y también promueve una postura más saludable. El dispositivo ergonómico ayuda a los trabajadores en su trabajo diario sin restringir su libertad de movimiento: la estructura flexible del exoesqueleto y su bajo peso, ermite que los trabajadores puedan caminar, girar o estirarse de forma normal.
En la actualidad, los empleados de las plantas de Audi en Ingolstadt y Neckarsulm ya están probando los primeros dispositivos en diversas aplicaciones. En logística, el exoesqueleto ayuda a los trabajadores cuando sacan piezas de las cajas, por ejemplo. En producción, el exoesqueleto facilita la instalación de la consola central y el transporte de cajas de material pesado.

Durante la fase de pruebas, el tiempo de uso del dispositivo aumentó gradualmente de dos a siete horas por día durante un turno diario.
El proyecto piloto cuenta con el apoyo de un equipo interdisciplinario de planificadores de procesos y estaciones de trabajo, así como expertos médicos. Las pruebas se están llevando a cabo en colaboración con el fabricante Laevo, especializado en exoesqueletos. El objetivo tras la fase de prueba es integrar el dispositivo gradualmente en la producción en serie en todas las plantas de Audi en todo el mundo.

Con el exoesqueleto, Audi complementa su amplia gama de medidas ergonómicas para sus centros de producción. La salud y el bienestar de sus empleados ya se han mejorado con otros dispositivos como la tecnología “chairless” (un exoesqueleto para las piernas que permite a los empleados trabajar como si estuvieran sentados manteniendo libertad de movimientos y sin necesidad de utilizar una silla) o las órtesis de producción, unos guantes especiales que reducen el estrés y la presión en las manos durante las tareas de montaje en más del 50 por ciento.

 

Sobre el autor