Automóvil, hogar y fuente de alimentación combinados

Automóvil, hogar y fuente de alimentación combinados para formar una red de energía inteligente:  en el proyecto piloto Audi Smart Energy Network interactúa por primera vez la red eléctrica, lo que supone un gran avance de cara a garantizar la estabilidad de la misma en el futuro.

Como parte de un proyecto de investigación, Audi ha puesto en marcha un proyecto piloto con hogares en el área de Ingolstadt y la región de Zurich, junto con otros socios.

El proyecto consiste en combinar sistemas fotovoltaicos de diferentes tamaños con baterías estacionarias. El software de control creado por la empresa suiza Ampard, situada en Zurich, distribuye la energía solar de forma inteligente en función de la demanda actual o la que se pueda prever para su utilización en los automóviles eléctricos, el hogar y el sistema de calefacción.

Una característica única de este proyecto piloto es que también interactúa con la red eléctrica: a través de una interfaz de comunicación incorporada, todos los sistemas están interconectados para formar una planta virtual de energía, constituyendo así una red inteligente.

Los dispositivos de almacenamiento doméstico conectados a esta red pueden proporcionar lo que se conoce como potencia equilibrada:  equilibran las fluctuaciones entre la generación de energía y el consumo, y estabilizan la frecuencia de la red al almacenar temporalmente cantidades más pequeñas de energía en unidades estacionarias a corto plazo. Esto optimiza el consumo interno: los operadores de los sistemas fotovoltaicos aumentan su proporción de energía solar para uso propio mientras reducen sus costes de adquisición de energía.

Sobre el autor