El móvil no da la felicidad

Hoy se publica un estudio en la revista ‘Emtion’ sobre adolescencia y telefonía móvil y la conclusión es contundente: Los adolescentes  que están habitualmente pegados a sus móviles son notablemente infelices.
Se trata de un estudio realizado en las universidades de San Diego y Georgia a un millón de estadounidenses entre 15 y 18 años.

En la encuesta, se les realizaron preguntas a los estudiantes sobre la frecuencia con la que pasaban tiempo con sus teléfonos, tabletas y ordenador, así como preguntas sobre sus interacciones sociales en persona y su felicidad general. En promedio, encontraron que los adolescentes que pasaban más tiempo frente a los dispositivos de pantalla (jugando de ordenador, usando redes sociales, enviando mensajes de texto y vídeo-chats) eran menos felices que aquellos que invirtieron más tiempo en actividades como deportes o lectura de periódicos y revistas, e interacción social cara a cara.

Pero la abstinencia total de la pantalla tampoco conduce a la felicidad. Los adolescentes más felices usaban medios digitales un poco menos de una hora por día; pero después de una hora diaria de tiempo de pantalla, la infelicidad aumenta constantemente junto con el incremento del tiempo de pantalla.

“La clave del uso de los medios digitales y la felicidad es el uso limitado - plantea Twenge, uno de los autores del estudio - Hay que tratar de no pasar más de dos horas al día en medios digitales e intentar aumentar la cantidad de tiempo que se está viendo a amigos cara a cara y haciendo ejercicio, dos actividades relacionadas de manera fiable con una mayor felicidad".

Tags: 

Sobre el autor