Las redes sociales y el colapso de la AP6

El pasado día 6 de diciembre miles de vehículos se vieron atrapados en diversas autopistas cercanas a Madrid. Concretamente, la AP-6 y la AP-61 fueron el blanco escenario donde muchos viajeros se vieron obligados a pernoctar debido a una intensa nevada que sorprendió a conductores y autoridades. Sin ahondar en responsabilidades, conviene reflexionar sobre la importancia que tuvieron las redes sociales en este acontecimiento y cómo sirvieron de vehículo de información para afectados, autoridades y medios de comunicación.

#AP6 y #AP61

En Twitter se emplearon dos etiquetas (#AP6 y #AP61) con la que los viajeros informaban de su situación, denunciaba la falta de ayuda y se animaban entre ellos. Las fotografías y vídeos de la nieve cayendo sobre los coches parados mostraban la situación en directo. Las horas interminables ayudaban, sin duda, a buscar las mejores imágenes y compartirlas con el resto del mundo vía Internet.

Luis Manuel comparte un vídeo sobrecogedor en el que se muestra cómo cae la nieve en una carretera ya cargada de este blanco elemento. Su vídeo tiene más de 4.600 reproducciones. Este usuario, compartía su desesperación viendo las horas pasar y sin poder moverse de la autopista nevada. Reyes Maroto, diputada sociales en Madrid, por su parte, compartió un vídeo muy ilustrativo del monumental atasco que se formó en la AP-6 y alcanzó más de 78.400 reproducciones.

Contradiciendo a lo que se ha expuesto después, las cuentas de varios organismos oficiales informaban de la apertura de las autopistas, aunque con restricciones para los camiones. Otros usuarios alertaban de que estaban cortadas estas autopistas: “Si aún estáis en #Segovia y vais a #Madrid NO SALGÁIS! #AP61 cortada, te desvían por #N603 que está colapsada, coches patinando sobre todo desde Otero y en LA de San Rafael”

No faltó la solidaridad y, ante un mensaje de un padre con niños pequeños pidiendo ayuda, varios usuarios no dudaron en enviar su móvil para prestar la ayuda que fuera necesaria. Y, con gran diferencia, los vídeos de la UME fueron los más compartidos y retuiteados: Los vídeos liberando vehículos y camiones pesados han logrado más de 60.200 reproducciones y casi un millar de corazones. Sin duda, las fuerzas de emergencia – el que te ayuda al final – es la figura más destacada, por encima de las críticas que también se han vertido en las redes sociales.

El otro lado de la noticia

Las redes sociales permiten ver el otro lado de la noticia. La actualidad contada por los propios usuarios que ofrecen su punto de vista. La noticia ya es historia pero Internet ha permitido que los propios afectados hayan podido exponer su frustración, indignación y alegría cuando han podido llegar a su destino. Además, las redes sociales han servido para que los afectados se comunicaran entre ellos, compartieran sus problemas y alentarse mutuamente. En resumen, ayuda a comunicarse entre unos y otros.

Sobre el autor