El Banco Mundial quiere emplear el Big Data y el IoT para reducir la pobreza

El Banco Mundial se ha asociado con la GSMA, la asociación de la industria móvil, y operadores de redes móviles de todo el mundo para aprovechar el Big Data y el Internet de las Cosas (IoT) para ayudar a erradicar la pobreza extrema y desbloquear nuevos impulsores del crecimiento económico.

La iniciativa, anunciada por el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim en el Mobile World Congress 2018 en Barcelona, proporcionará más información a partir de los datos anónimos obtenidos por operadores de redes móviles a través de dispositivos IoT y datos agregados por uso de teléfonos inteligentes.

El Banco Mundial ya tiene ejemplos exitosos de aplicación de IoT y Big Data de dispositivos móviles en varios proyectos. Por ejemplo, en la India sensores con forma de brazalete (dispositivos de recopilación de datos IoT) permiten a los usuarios vigilar automáticamente las emisiones dañinas de sus estufas y los datos que generan ayudan a impulsar un cambio hacia estufas no contaminantes y más eficientes.

La pionera iniciativa desarrollado por el Banco Mundial y la GSMA solicita a la industria, las instituciones de desarrollo y los gobiernos que "trabajen juntos en la construcción de un ambiente propicio para el IoT, y que al mismo tiempo protejan la privacidad de los usuarios".

Así, pide a los operadores móviles que utilicen los datos que recopilan a través de sus servicios de IoT existentes o mediante nuevas iniciativas piloto y alianzas para proporcionar información y análisis para diseñar y mejorar proyectos. Esto puede impulsar los resultados de los proyectos del Banco Mundial y beneficiará a operadores y gobiernos por el mayor uso del Big Data, que permite una mejor prestación de servicios, la creación de nuevos indicadores y estadísticas y una mejor calidad de vida para los usuarios y los ciudadanos en general.

"La industria de redes móviles proporciona la conectividad esencial para que los países desbloqueen nuevos propulsores de crecimiento económico, ayuden a hacer que el sistema de mercado global funcione para todos y que satisfagan las crecientes aspiraciones mundiales", ha señalado el presidente del Grupo Banco Mundial, Jim Yong Kim.

En esta línea, ha incidido en que los operadores "pueden y deben jugar un papel clave" para reducir la pobreza y mejorar la prosperidad de los países más desfavorecidos. Así, ha alertado de que si se falla a la hora de crear empleo y crecimiento en estas regiones, puede tener implicaciones en la paz y la seguridad, por lo que ha incidido en que es "urgente" trabajar juntos y poner todos los esfuerzos de cara al futuro.

Sobre el autor