La versión clásica de Skype para Windows tiene un fallo de seguridad

Skype, la famosa aplicación que permite establecer comunicaciones entre usuarios a través de chat, audio y videollamadas, tiene un fallo de seguridad centrado en la versión clásica. Se trata de las versiones para escritorio 7 y 8.1 de Skype e instalada en ordenadores con Windows.

El fallo permite que se pueda obtener privilegios de administrador en el ordenador al que se conecta. Desde esta versión de Skype, permite que un usuario externo pueda acceder al sistema y reemplazar una librería legítima por otra y obtener permisos totales sobre el sistema. Una vez realizada la operación, se puede alcanzar a datos personales, imágenes, archivos…

Desde Microsoft se ha descartado, por el momento, realizar una versión de su código para solventar el problema por lo que se recomienda a los usuarios desinstalar el Skype. La versión de Skype en línea funciona de forma similar a la versión de escritorio y no tiene este fallo.