La app de citas gay Grindr compartió datos sensibles de usuarios

La aplicación de citas gay Grindr, que compartió datos privados de sus usuarios como su estatus de VIH con compañías externas, ha sido duramente criticada, en especial por organizaciones de lucha contra el sida. Esta app cuenta con 3,6 millones de usuarios activos diarios repartidos por todo el mundo.

La información de la sitación del usuario respecto al VIH, a priori confidencial, fue comunicada por Grindr a empresas responsables de probar la aplicación. De acuerdo con una investigación de la firma noruega Sintef, cuyo trabajo fue reportado el lunes por el sitio de noticias BuzzFeed, mediante el cruce de estos datos sería posible identificar a las personas.

Este nuevo escándalo por la protección deficiente de datos personales, tras el que afectó a Facebook, hizo inmediatamente saltar las alarmas en las asociaciones de lucha contra el sida, algunas de las cuales han pedido incluso un boicot de la aplicación.

La organización estadounidense AIDS Healthcare Foundation (AHF), por su parte, se refirió al asunto como "una violación flagrante de las leyes de confidencialidad", y exigió que el grupo "deje inmediatamente" de divulgar información personal de sus usuarios a terceros.

Fundado en 2009, el grupo que dice ser "la red de citas gay más grande del mundo" fue el primero en utilizar la tecnología de geolocalización en teléfonos inteligentes, facilitando los encuentros.

Sobre el autor