Tardamos de dos a tres días para efectuar una compra online

El Estudio "Compradores online en España " recoge las respuestas de más de 2.500 usuarios de inVIPtus y arroja unos datos, cuanto menos, curiosos. Así, podemos indicar que el consumidor digital gasta menos de 100 € por compra, confía más en aquellos ecommerce que tienen tienda física y dos tercios han tenido una mala experiencia en su compra digital.

En este momento, los marketplaces han sustituido a los outlets como opción preferida para comprar en la red. El consumidor se piensa su compra: El 75% de los españoles tardan como mínimo dos o tres días en comprar un artículo que han visto por Internet y les ha interesado. Según este estudio el 67% de los españoles hace compras online habitualmente -un 50%, al menos una vez al mes-. La ropa, en el caso de las mujeres, y la tecnología, en el de los hombres, son las estrellas aunque, a medida que va aumentado la edad, ganan peso los productos del hogar.

Solo un 5% reconoce aprovechar las horas de trabajo para comprar y el ticket medio máximo no supera los 100 euros por operación. Por comunidades autónomas, los residentes en Andalucía, Comunidad Valenciana y País Vasco son los que más dinero gastan al mes en la red. La comodidad es la principal razón por la que decantarse por las compras online, por encima del posible ahorro económico vía ofertas.

Dos tercios de los encuestados afirman haber tenido problemas con alguna de sus adquisiciones. En el ranking de malas experiencias ganan la partida los productos comprados que no tenían nada que ver con lo que se mostraba en la web en la que se adquirieron y artículos que, directamente, nunca llegaron a recibirse.

Un 46% de las personas consultadas afirman buscar los productos que desean adquirir directamente en los marketplaces, mientras que un 29% realiza una búsqueda previa en Google y el 19% busca recomendaciones en las redes sociales y un 27% de los encuestados afirma hacer compras vía app.

Youtube pierde fuelle y ya no es una fuente de referencia a la hora de buscar inspiración para las compras virtuales. La calle e Instagram -sobre todo entre los más jóvenes y las mujeres- se consolidan como los lugares preferidos.

Sobre el autor