Qué solemos hacer mal en el mundo digital

Todos los días nos exponemos innecesariamente en el mundo digital. Ángela Mª García, experta de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) y de Internet Segura for Kids (IS4K) del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) nos cuenta qué debemos hacer para proteger nuestros datos e imagen y, en resumen, nuestra identidad digital.

¿Qué solemos hacer mal y cómo nos exponemos innecesariamente a peligros digitales?

Muchos usuarios no son conscientes de los riesgos a los que se exponen cuando navegan por Internet y cómo actuar en caso de verse afectados, por ello, desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) se proporciona la información y el soporte necesario para evitar y resolver los problemas de seguridad que pueden existir al navegar por Internet, con el objetivo de reforzar la confianza en el ámbito digital a través de formación en materia de ciberseguridad, además de ofrecer soporte técnico y herramientas gratuitas para proteger dispositivos como tablets, móviles u ordenadores. 

¿Qué medidas y buenas prácticas deben adoptar los internautas?

Para mantenerse protegidos, deben vigilar qué es lo que se descargan en sus dispositivos y desde dónde lo hacen, ya que existen multitud de amenazas por la red, por lo que se deben usar siempre páginas oficiales y tener precaución con los permisos que solicitan a la hora de instalarlas, por ejemplo, si una aplicación con funcionalidad de linterna solicita tener acceso a los contactos, es un tanto sospechoso.

Además, hay que utilizar un buen antivirus, mantener siempre el software actualizado y realizar copias de seguridad periódicas. Esto puede evitar muchos disgustos si se infecta algún dispositivo o se sufre algún percance. En caso de sospechar que alguno de sus dispositivos está infectado, se debe realizar un análisis con un antivirus para desinfectarlo o ejecutar una restauración del sistema.

También hay que recordar que la privacidad es muy importante y en la red no va a ser menos, por lo que deben leer siempre las políticas de uso y privacidad al darse de alta en un servicio. Ya sea una red social, una tienda online o un proveedor de servicio. Es importante que sus datos estén siempre bien protegidos utilizando contraseñas robustas diferentes para cada servicio, y utilizando la verificación en dos pasos si el servicio da la posibilidad.

Por último, para hacer un uso seguro de Internet deben tener en cuenta, cómo y a dónde se conectan, es decir, cuando se conectan a una wifi pública deben tener cuidado con las acciones que realizan, ya que no sabe quién más puede estar conectado a esa red y cuáles son sus intenciones. Por otro lado, es importante tener bien configurada la red doméstica para evitar intrusos.

Respecto a las redes sociales, ¿cómo podemos proteger mejor nuestra seguridad?

Cada vez que un usuario publica algo en una red social pierde el control sobre ese contenido. Aunque lo borre, quedará registrado en los servidores de la red social y cualquiera que lo haya visto puede hacer uso de esa información, ya sea difundiéndola o copiándola, por lo que se debe tener cuidado con lo que se publica y quién puede verlo

Todas las redes sociales poseen niveles de privacidad que podemos configurar para que nuestros contactos tengan mayor o menor visibilidad de nuestra actividad, para ello se debe configurar la privacidad de las cuentas. De esta forma, sólo tendrán acceso a los datos las personas que se designen y así, se reducirá el riesgo de que esa información pueda ser utilizada con fines malintencionados.

Se debe valorar qué queremos publicar, no es recomendable hacer públicos ciertos aspectos: información íntima, datos bancarios, planes para las vacaciones, etc. La medida más importante para protegernos es seguramente el sentido común, si no se comparten ciertas cosas en el mundo offline, ¿por qué hacerlo en Internet?