"Llegaremos todos a tener un asistente virtual"

Andrés Pulgarín, CEO y fundador de Bots Lovers participará en el Congreso e-volución, que tendrá lugar el día 10 de octubre y cuyas entradas ya están a la venta, para hablarnos de robótica e inteligencia artificial.

El Congreso e-volución, organizado por El Norte de Castilla, cuenta con el patrocinio oro de Telefónica y Bankinter; Media Markt es socio tecnológico, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Valladolid son patrocinadores plata, el Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de  Castilla y León es partner y Onda Cero participa como socio colaborador.

  • ¿Qué es un robot/ asistente virtual y cómo funciona?

Nosotros los llamamos más bots, chatbots o asistentes virtuales para diferenciarlos de los robots físicos, con forma humanoide. Un asistente virtual o chatbot es un programa informático que simula una conversación humana. Se usan en todo tipo de aplicaciones de mensajería como Whatsapp, Facebook  Messenger, Skype o en dispositivos de voz como Amazon Echo o Google Home. Suelen tener una misión específica que los hace especialistas en un tema como recomendar productos, atención al cliente o promocionar una campaña de marketing. Dentro de los bots, hay varios tipos y los podemos dividir, según su interfaz, en chatbots (texto), voicebots (voz) y asistentes virtuales (dispositivos).
 

  • ¿Cuál es la base de su ‘inteligencia’ para que se parezca a una persona?

Se usa procesamiento de lenguaje natural que es una de las herramientas de la inteligencia artificial que permite interpretar el contexto de una conversación.
 

 

  • ¿Qué tipo de negocio es el más adecuado para un bot?

Los que tengan más contacto con sus clientes y seguidores en Internet, entre más preguntas y solicitudes hay ‘online’ mejor rendimiento tienen los bots. Ven la actualidad, hay una tendencia de usarlos en campañas de marketing a utilizarlos como guía y atención al cliente.
 

  • ¿Cuál es el límite del robot y cuándo hay que recurrir a la persona?

El límite del bot depende de la capacidad de procesamiento y del máximo de servicios que tenga contratados la empresa. Un bot de atención al cliente puede hablar con uno o un millón de personas a la vez, con la arquitectura tecnológica correcta. Ahora bien, cuando el usuario se sale del contexto en el cual el bot es especialista, es un buen momento para pasar a una persona. Por ejemplo para resolver un problema con un pedido o una pregunta que no tiene relación directa.
 

  • ¿Los robots virtuales ayudan a la digitalización de la sociedad?

Por supuesto. Humanizan la atención ‘online’, nos acerca más a la automatización de tareas repetitivas y aburridas que las personas no queremos hacer.
 

 

  • ¿Qué oportunidades laborales ofrece la robotización?

Muchas, en poco tiempo veremos como los bots harán parte de muchas de las interacciones diarias que tenemos con las empresas y servicios en general. Los lingüistas computacionales, desarrolladores de bots, diseñadores para bots y los data science que analizan toda esta información que se recoge, son perfiles que se empezaran a demandar cada vez más.
 

  • ¿Tenemos que asustarnos porque conversamos con un robot?

No deberíamos. Dependiendo del bot, puede parecernos tonto y que no resuelve nuestras dudas, pero irá aprendiendo y cuando un bot, a las diez de la noche de un sábado, nos resuelve una duda o nos da un servicio específico lo empezaremos a apreciar. Gartner predice que en el 2020 más del 80% de las interacciones con marcas será por bots.
 

  • ¿Por qué se lanzó a crear su propia empresa de robótica virtual?

Fue una necesidad: necesitábamos automatizar procesos que tenían que ver con contacto con personas y requerían de uso de un lenguaje natural y eso lo resuelve un bot muy bien, luego nos enamoramos de los bots  (somos ‘botslovers’) y nos dimos cuenta de que muchas empresas podrían beneficiarse de esta nueva forma de interactuar y dar servicio.
 

  • Usted dará una charla en el Congreso e-volución sobre robótica e inteligencia artificial ¿Habrá una convivencia de robots y personas en todo el mundo laboral?

Sin duda, veremos como por ejemplo recursos humanos tendrá un bot que ayudará a filtrar a los candidatos y los candidatos tendrán un bot que les permitirá inscribirse a ofertas adecuadas a su perfil. Un bot puede cerrar una entrevista o validar un nivel de inglés. Tareas que ahorran mucho tiempo y mejoran los procesos de selección, por ejemplo. Lo considero positivo siempre que la decisión final siga siendo una tarea humana. Poco a poco, llegaremos todos a tener un asistente virtual en casa, en el trabajo, en los sitios públicos, etc. Es el momento de los bots, debemos aprender a interactuar con ellos y a sacarles el mayor provecho personal y empresarialmente hablando.

 

Sobre el autor