Los políticos británicos quieren que las noticias falsas tributen

La iniciativa ha surgido en el parlamento británico. Una comisión ha propuesto luchar contra las noticias falsas con un impuesto a las compañías de internet como Facebook, Google o Twitter, y creando un estatuto especial para este tipo de empresas para reforzar su responsabilidad.

La comisión entiende que estamos ante una crisis por el uso de los datos digitales y su manipulación de tal calibre, que se está estudiando que los gigantes de Internet vean que se penaliza la difusión de noticias y bulos por el mundo digital.

"Facebook y las demás plataformas tienen que empezar a rendir cuentas", estima la comisión, que hace una serie de recomendaciones al gobierno británico.

Se propone, entre otros, crear una nueva categoría empresarial para evitar que esas compañías eludan su responsabilidad argumentando que solo son "plataformas" de un contenido que no es suyo.

La comisión también propone un impuesto que permitiría reforzar el papel del regulador británico de protección de datos (ICO) y financiar también programas de aprendizaje de cultura digital. "La cultura digital tendrá que ser el cuarto pilar de la educación, igual que la lectura, la escritura y las matemáticas", indica la comisión.