Vuelven las sospechas sobre los fraudes en las redes sociales

Dentro de unos meses, comienzan las elecciones legislativas en EEUU y comienzan las sospechas sobre los fraudes en Internet. Esta semana, Facebook ha detectado varios bots que estaban ya difundiendo opiniones para una campaña de desinformación.

Los bots son ordenadores programados que actúan como usuarios fantasmas y que inflan las visualizaciones. No solo generan contenido falso, sino que, un usuario humano que los ve, piensa que es verdad porque tiene muchos likes y/o muchas reproducciones. Puede, incluso, compartirlo con los demás.

Además se recurren a suplantar dominios para hacer creer como verdadero un contenido bajo un dominio que se parece bastante a otro de prestigio (por ejemplo, un medio de comunicación refutado).

Las noticias falsas son, en este momento, un desafío para la industria digital. Sólo en el ámbito de las campañas de publicidad digitales, alrededor del 12 por ciento de las impresiones o impactos son fraudulentos, según diversos estudios. De hecho, el mercado de la publicidad calcula pérdidas por fraude este año en este mercado de alrededor de 19.000 millones de dólares.

Sobre el autor