Las averías más comunes del móvil

No nos separamos de nuestro móvil. Lo llevamos a todas partes: Al gimnasio, a la piscina, a la playa, etc. Esto se traduce en roturas, caídas y demás contratiempos que sufren estos dispositivos. La vida útil de un móvil se sitúa en, aproxidamente, dos años y, curiosamente, es la batería la causa principal que nos impulsa a adquirir uno nuevo. Certideal, una web de compra venta de móviles de segunda mano y reacondicionados, ha realiza un estudio y desvela las cinco averías más comunes de los móviles en España:

 

  • La batería

Las baterías disminuyen su redimiento con el uso, por lo que, con el paso del tiempo observamos como necesitan más tiempo para cargarse y duran menos. Es el principal motivo de cambio de móvil.

 

  • La pantalla

Es la rotura más común. Además de proteger el móvil con una funda adecuada y una pantalla protectora, debemos cuidar también el polvo que se acumula en el dispositivo y que puede afectar a su funcioanlidad. Por lo que se recomienda limpiar la pantalla de forma periódica.

 

  • Los botones laterales

Los botones laterales pueden dejar de funcionar por un mal uso, por haberse derramado algún líquido sobre ellos o defectos en el software. Los botones pueden reeemplazarse en el caso de que no funcionan bien, siendo una solución sencilla y económica.

 

  • El auricular interno

Otra avería muy común es que no funcione el auricular interno por lo que, aunque contestemos una llamada, no nos oirán. Es posible que este elemento no funcione bien por la suciedad o polvo acumulado o porque se le haya caído algún líquido. Limpiarlo cuidadosamente de vez en cuando, es un consejo que alargará la vida de nuestros móvil.

 

  • El cargador

Otra avería muy frecuente es que no funcione bien el conector de carga, inutilizando completamente nuestro móvil. El uso y el paso del tiempo hacen que esta pieza deje de conectar correctamente, lo que lleva a que los dispositivos no se carguen de la manera adecuada. Como norma general, se recomienda no doblar los cables (por ejemplo si los guardamos un un bolso o maleta, y no utilizar cargadores que se vea claramente que están mal, como, por ejmplo, doblados o sucios.

 

Sobre el autor