Los followers de instagram son la moneda de pago en un restaurante de sushi

Ni euros, ni dólares, ni yenes, ni bitcoin. Los followers se han convertido en la moneda ‘virtual’ con la que pagar en un restaurante de la cadena ‘This is not a sushi bar’ que ha abierto en Milán. Una novedosa forma de llamar la atención sobre la apertura de un establecimiento hostelero en la marabunta de información que se genera en las redes sociales.
La promoción se basa en pagar el primer plato y ofrecer el resto gratis si certificas un número de seguidores considerable y que te acredite como un ‘influencer’.
Entre 1.000 y 5.000 admiradores da derecho a un plato gratuito; de 5.000 a 10.000, dos; de 10.000 a 50.000, cuatro; y de 50.000 a 100.000, ocho. Pero si hay alguien que supere los 100.000 tendrá barra libre. Los comensales deberán subir una publicación a Instagram con una imagen del local, etiquetar a la página y el hashtag #thisisnotasushibar y posteriormente se presentarán lo posts en caja, donde el encargado de la tienda tendrá que revisar que las publicaciones lleven etiquetado al restaurante y el hastaga correspondiente. Eso sí, quedan excluidos solo una docena de platos presentes en la carta y las bebidas.
Y es el que Instagram se ha convertido en la principal red social para los ‘foodies’, amantes del buen comer y también de la cocina.