Ocho claves para el uso correcto de las redes sociales

El 90% de las empresas utilizan las redes sociales para mejorar la imagen de marca, un 77% para manejar la reputación, un 60% para proporcionar atención al cliente y un 60% para incrementar las ventas.  Son datos que se desprenden del último barómetro presentado por la plataforma de gestión de redes sociales Hootsuite.
Así que a continuación, os presentamos el ranking de las ocho acciones necesarias para un correcto uso de las redes.

1. Normas sobre el uso.  Se recomienda que los empleados de una empresa conozcan la existencia de las redes sociales con las que se trabaja para favorecer acciones de uso responsable

2. Formación. Para evitar problemas, sustos y sorpresas los trabajadores que las utilicen deben tener una formación básica sobre su uso.

3. Configurar un equipo de redes. Concretar el número de personas que tendrán acceso a las cuentas de la empresa y su uso es otra de las medidas imprescindibles para saber qué contenido se pública y la repercusión que pueda tener.  

4. Confirmar antes de publicar. Trabajar con la opción borrador permite su rápida revisión antes de publicar y evitar sorpresas

5. El revisor. Es importante que haya una persona responsable de los perfiles sociales que sepa cómo actuar en casos de conflicto como por ejemplo crisis de imagen o de marca

6. Vigilancia activa. Estar pendiente de las publicaciones, los comentarios y las citaciones o referencias a la empresa forma parte de la ‘vigilancia activa’ de las redes sociales. Una función que deberá desarrollar la persona previamente acordada y que estará pendiente de cualquier indicio, por ejemplo, de que alguna cuenta haya podido ser robada.

7. Software protector. Invertir en tecnología en estos casos es invertir en seguridad. Un software específico puede cumplir también función de vigilancia las 24 horas del día.

8. Revisiones periódicas. La continua evolución de las redes sociales, su normativa y sus posibilidades de uso obligan a las empresas a estar al día de las últimas novedades y por lo tanto, la revisión periódica de las funcionalidades de las mismas (acceso a perfiles, contraseñas, configuración de la privacidad…)