Instagram está de limpieza

      Usuarios de calidad. Es lo que pretende la red social con la eliminación de contenido, tanto publicaciones como ‘me gustas’ para evitar que las cuentas operativas creen un falso espejo sobre su actividad.
En esta línea, Instagram apunta “hemos creado herramientas de aprendizaje automático para ayudar a identificar las cuentas que utilizan estos servicios y eliminar la actividad no auténtica”.  A mediados de año, los  responsables de la red social confirmaron la cifra de 1.000 millones de usuarios activos. Ahora empieza el barrido para evitar comentarios y ataques desde cuentas terceras y también un falso espejo del funcionamiento de las mismas.
     Por cierto que Instagram ha tenido que lidiar también con el reciente error fallo de protección que ha dejado al descubierto las constraseñas de millones de cuentas. En este sentido, la compañía ya ha solventado el problema y se ha puesto en contacto con los usuarios afectados