Las claves del impuesto digital o ‘tasa Google’

El Consejo de Ministros aprobó la semana pasada el impuesto sobre determinados servicios digitales, conocido como ‘tasa Google’, cuyo objetivo es gravar operaciones de la economía digital, que en la actualidad no tributan, realizadas por grandes multinacionales tecnológicas.

Para que cualquiera pueda entender qué significa este impuesto, te damos los 6 puntos clave para entender la ‘tasa Google’:

  1. El impuesto grava un 3% de los ingresos generados gracias a la publicidad digital, servicios de intermediación en línea y venta de datos a partir de la información que damos como usuarios en el momento que aceptamos las ‘cookies’ de un sitio web.
     
  2. Solo la deben pagar empresas con ingresos anuales de 750 millones de euros a nivel mundial, o superior a 3 millones de euros en España.
     
  3. Queda fuera el comercio electrónico, cuando se contrata directamente con el proveedor. Es decir, si yo compro directamente en la páina web de una empresa, no se paga.
     
  4. Si no se abona, la sanción puede elevarse a un 0,5% de la cifra de negocios netos del año de esa empresa.
     
  5. Italia, Francia, Alemania y Hungría tienen algún tipo de impuesto sobre determinados servicios digitales. Es decir, seguimos la línea del resto de países europeos. Otros países que no lo tienen como Eslovaquia o Reino Unido han anunciado que lo pondrán en marcha.
     
  6. Este impuesto estará en vigor hasta que las autoridades europeas establezcan un gravamen igual para todos los países miembros de la UE, que está aún debatiéndose.

Sobre el autor