Instagram reta a Amazon en el comercio electrónico

El actual dominio del comercio electrónico por parte de Amazon podría verse amenazado si Instagram, con sus 1.000 millones de usuarios a nivel mundial, saca adelante sus planes para adentrarse en el mundo del comercio electrónico.

La idea es sacar partido de la propia plataforma, eminentemente visual, y convertir las imágenes en productos para comprar, a través de la incorporación de un carrito de compra, entre otras funciones propias de un ecommerce. Desde la dirección de esta empresa, aseguran que se podría pagar en la propia plataforma, sin acudir a terceros.

Aunque proporcionalmente sigue representando una porción pequeña de las transacciones mundiales, el comercio electrónico crece año tras año y en 2018 ya llegó a suponer un valor de 2,86 billones de dólares en todo el planeta, tras haber experimentado una subida del 18 % con respecto al ejercicio anterior, según datos de Digital Commerce 360.

El sector sigue dominado por unos pocos grandes actores, principalmente los chinos Alibaba y JD.com y los estadounidenses Amazon, eBay y Walmart.

Una hipotética irrupción con fuerza de Instagram en este campo apenas tendría efectos para Alibaba y JD.com, ya que Instagram, como Facebook, están prohibidos en el país asiático, pero Amazon, con un dominio abrumador en el resto del mundo, sí podría sufrir las consecuencias.

La aplicación de fotografías, de hecho, ya empezó un programa piloto de venta directa en marzo, aunque limitada a poco más de una veintena de marcas (entre ellas Zara, Burberry, Michael Kors, Nike, Adidas, Prada, Uniqlo, Dior, Oscar de la Renta y H&M) y en el que el pago se procesa con tecnología de PayPal. No obstante, fuentes de Instagram también aseguraron que se necesitará varios años para convertir a Instagram en una plataforma de ventas.

Sobre el autor