Los votos se deciden en las redes sociales

Facebook restringirá la publicidad política en las próximas elecciones norteamericanas

Facebook anunció hoy que aplicará reglas más estrictas para la propaganda política, cuando falta poco más de un año para los comicios en Estados Unidos, y requerirá una identificación más detallada de quienes pagan los anuncios electorales.

El gigante de las redes sociales ha sido blanco de críticas desde que salió a la luz que agentes de Rusia, en una campaña de desinformación, pagaron avisos con el propósito de instigar la inquietud política en Estados Unidos durante la campaña de 2016, que concluyó con la elección de Donald Trump como presidente.

Facebook ya tiene normas que requieren la identificación de los autores de los anuncios políticos, pero la empresa exigirá información acerca de quiénes la financian, tanto en su plataforma como en Instagram.

Para cumplir con estos requisitos, una compañía puede dar su número de identificación fiscal o las campañas pueden aportar los datos de su registro ante la Comisión Electoral Federal, con lo cual Facebook las clasificaría como autorizadas.

Pero según Facebook, la empresa no tiene atribuciones legales para verificar esa información y, debido a ello, espera que "haya más reglamentación gubernamental en este espacio".

Bajo las nuevas reglas, las firmas más pequeñas pueden aportar un número telefónico, dirección electrónica y postal, y un sitio de internet con un dominio que corresponda al resto de la información, y la identificación personal de la persona que compra los anuncios.

En lo que va del año, la campaña de Trump y las de los aspirantes presidenciales Tom Steyer, Kirsten Gillirand, Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Joe Biden, Pete Buttigieg y Kamala Harris han gastado, en conjunto, más de 25 millones de dólares en anuncios en Facebook, precisó Bully Pulpit Interactive, un grupo demócrata que analiza la propaganda digital.

Sobre el autor