Se acabaron los youtubers infantiles y familiares

Una ola de pánico se desató en el mundo virtual de YouTube entre los autores de vídeos que consumen niños: la mayoría de sus ingresos podría esfumarse a causa de los cambios anunciados en las reglas publicitarias de la plataforma.

YouTube, propiedad de Google, que fue multada en Estados Unidos por infringir la ley sobre el uso de datos de niños con fines publicitarios, negoció un margen de cuatro meses antes de cambiar las políticas de funcionamiento. Además de la multa de 170 millones de dólares, YouTube prometió dejar de guardar datos de menores y prohibir la publicidad dirigida en su caso, así como los comentarios y notificaciones en los videos dirigidos a ellos.

Muchos padres y madres graban y comentan su vida cotidiana en YouTube: el videoblog o "vlogging" familiar es un "género" que cobró gran impulso en la plataforma. También hay algunos que utilizan formatos de "desafíos" (como no decir "no" a sus hijos durante 24 horas, por ejemplo) o de "unboxing", en los que niños desempacan juguetes ante la cámara mientras explican sus características.

YouTube ha reconocido que los cambios publicitarios tendrá un gran impacto en este tipo de youtubers. Ya no se podrá rastrear niños, con lo cual los anunciantes desaparecerán de estos vídeos. Con ellos, muchos creadores de contenidos que, incluso abandonaron sus trabajados para dedicarse a mostrar a sus hijos en la red, verán una drástica reducción de sus ingresos sino su desaparición. Algunos creadores de contenidos, que lo vieron venir, se lanzaron a otroas plataformas como Netflix o Amazon.

Sobre el autor