Internet: el trampolín de los jóvenes diseñadores hacia las mejores pasarelas

El mundo de la moda se ha convertido actualmente en uno de los sectores más demandados, tanto profesionalmente hablando como desde el terreno de los consumidores. Y es que la moda ya no es sólo el tipo de ropa y estilo que elegimos para vestirnos, sino que va mucho más allá, es una manera de marcar nuestra personalidad, de destacar y, por supuesto, es una forma de comunicación no verbal que transmite a los demás una imagen, un mensaje, de nosotros mismos.

La gente se preocupa cada vez más por su estilo, cómo combinar la ropa, qué ponerse en cada ocasión, qué complementos usar, etc. Hoy en día, los desfiles están en boca de todos, marcan tendencia y se convierten en verdaderas biblias del vestir. Por eso, los diseñadores son gurús a los que muchas personas siguen a pies juntillas y, en consecuencia, tienen multitud de seguidores que sueñan con ser como ellos.

Sin embargo, los jóvenes diseñadores lo tienen muy complicado para abrirse un hueco entre bocetos y telas. En un mundo tan competitivo y difícil, las oportunidades para las nuevas promesas están contadas, por lo que el ingenio sale a relucir y se convierte en la clave principal para triunfar.

El objetivo es demostrar al público el talento y la cualificación de nuestros diseños, por lo que internet se convierte en la plataforma perfecta para hacerlo. De esta forma, nuestras creaciones están a la vista de cualquiera, en todos los países, pudiendo darnos a conocer por todo el mundo. Así, los jóvenes diseñadores pueden codearse con los grandes diseñadores y vender sus creaciones a través de la red.

De hecho, gracias a los motores de búsqueda de ropa, grandes marcas consolidadas y otras recién creadas coexisten en la red, de forma que una persona que esté buscando un vestido o una camisa en internet, tiene las mismas posibilidades de acabar comprando la prenda del joven diseñador o la de firma, puesto que ambas se muestran al consumidor en igualdad de condiciones.

Se trata de una gran oportunidad para hacerse un hueco en el mundo de la moda, un lugar donde el talento de diseñadores populares y desconocidos se valora desde la misma perspectiva, por lo que abre las puertas a todo aquel que quiere formar parte de la industria de la moda vendiendo sus diseños.

Otra tendencia en este aspecto son las llamadas microtiendas, plataformas online que crean un modelo sencillo de página web en el que se pueden incluir los productos para venderlos, de forma que el diseñador paga una cantidad al mes según el número de objetos que saque a la venta. La principal ventaja de esta herramienta es facilitar el acceso a la venta online para los pequeños empresarios y artesanos que quieren sacarse un sobresueldo vendiendo productos que elaboran en su tiempo libre.

Lo que está claro es que internet es la mejor salida para hacerse un hueco en mundos tan difíciles como la moda o, por ejemplo, la música. De hecho, han sido muchos los grupos que se han dado a conocer a través de internet, rechazando el trabajo de las discográficas. Cuelgan sus canciones en la red y, a partir de ahí, la comunicación hace su efecto. Del mismo modo, el boca a boca también ha sido el artífice de lanzar al estrellato a muchas blogueras que comenzaron publicando fotos de sus looks en internet y se han convertido en verdaderos iconos de moda. Y es que, además de reconocimiento, internet ofrece un sin fin de posibilidades al alcance de cualquiera y acorde a las necesidades que surjan en cada negocio.

Michael Leinster
Country Manager de Shoppydoo España
www.shoppydoo.es

frozen yellow yeezy outfits for boys shoes , Air Jordan 1 Retro High OG 'UNC' Dark Powder Blue and White For Sale

Sobre el autor