'm-learning', la nueva forma de aprender

Es otro anglicanismo que se está de moda; proviene de la inicial de 'móvil', y de 'learning'  (enseñanza): uso de las tecnologías móviles aplicadas a la educación. Ya conocíamos e-learning,  e-health o e-commerce, en que el prefijo de la vocal significa el uso de Internet a esos diferentes sectores. Pero esto del m-learning es distinto, pues añadimos el concepto fundamental de la movilidad, que supone un cambio revolucionario que cambia como entendemos la enseñanza, y que debe actuar como uno de los motores de cambio de nuestro arcaico educativo.

Para mí, son cuatro las claves de este nuevo paradigma. Primero, la portabilidad de los dispositivos. Llevar una tableta o teléfono inteligente supone, de entrada, poder transportar en todo momento los libros, apuntes, trabajos y cuadernos, tener acceso a la mayor fuente de información que es Internet. Segundo, esta tecnología es ubicua, todo el conjunto de aplicaciones e información disponible nos acompaña donde quiera que vayamos, desde la biblioteca hasta el laboratorio, desde el aula hasta las salidas al campo.

La tercera característica es que la movilidad supone más que acceso a la información. Los dispositivos móviles se han convertido en fuente de información: posición, acelerómetros, micrófonos, cámaras… auténticos gadgets con los que interactuamos y mandamos información al exterior. Por último, esta tecnología ya está disponible, la mayoría de los universitarios ya dispone de sus propios dispositivos: no es necesario costosas inversiones para aprovecharnos de sus ventajas.

Quiero citar como ejemplo algunos proyectos educativos que están poniendo en valor las nuevas tecnologías. En el campo de la Historia, se utiliza la realidad virtual para ayudar a los estudiantes a descubrir información histórica en los viajes que realizan a lugares de interés. En periodismo, los estudiantes crean periódicos específicamente diseñados para su lectura en las tabletas. En Química, se desarrollan aplicaciones  para visualizar las estructuras químicas 3D y las reacciones que tienen lugar. En la India se desarrollan cursos específicamente adaptados para teléfonos móviles con el objetivo de llegar a más de 2,5 millones de estudiantes.

De lo que no cabe duda es que las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías no serán sólo de aplicaciones más o menos ingeniosas y útiles para mejorar el aprendizaje; al igual que está sucediendo con otros sectores relacionados con la información, la educación está condenada a una profunda transformación. Por ejemplo, ahora los jóvenes de nuestro entorno eligen su Universidad principalmente por la cercanía. Con las nuevas tecnologías no tiene sentido desplazarnos todos los días para ir a clase. Hoy ya es posible recibir cursos de cualquier tipo, desde cualquier sitio que estemos, comunicarnos e interaccionar con los profesores, y participar activamente en las clases. Podremos matricularnos en Harvard o en Oxford, y realizar el trabajo cómodamente desde en nuestra casa.

sneakers

Sobre el autor