Un emprendedor abulense gana el concurso 'competiSÍon' con sus robots educativos para niños

Spotcap, plataforma de crédito online, ha anunciado ya el nombre del ganador de 'competiSÍon'. Con este concurso, la compañía premia las ideas más originales de los emprendedores y empresarios españoles. En el concurso han participado 31 emprendedores. El proceso de votaciones para pasar a la final se ha llevado a cabo a través de las RRSS. El jurado experto compuesto por Javier Pemau, experto en emprendimiento y Director General de AJE Madrid; Lourdes Marín, periodista de El Economista; Rodolfo de Juana, coordinador editorial de Muy Pymes; y Diego Bestard, experto en finanzas y Director General de Spotcap España, ha elegido de entre los tres finalistas, a Ildesoft, la empresa de Javier Ildefonso, como ganadora.

 

Javier Ildefonso es un emprendedor abulense que hace dos años aparcó su exitosa carrera en una multinacional para lanzarse de lleno al emprendimiento. “A través de un crowdfunding en USA, descubrí unos robots educativos para que los niños puedan aprender a programar mientras juegan. Me enamoré de ellos y me propuse que los niños españoles los tuviesen disponibles de una manera muy sencilla”. “Para ello, tuve que dejar mi puesto de directivo en una gran multinacional americana donde pasé los últimos 7 años. El salto era importante, pero estaba decidido, era el momento de salir de mi zona de confort y aceptar este nuevo reto”, explica Javier Ildefonso.

 

Ildesoft nace en España con Dash & Dot, dos afables robots con afán pedagógico, como estandartes. La empresa es responsable de su lanzamiento y disponibilidad en el mercado español para niños de entre 5 y 12 años. Este juguete aporta a los niños y niñas una herramienta que permite el desarrollo de capacidades cognitivas como programación informática, control matemático, música, y habilidades artísticas.

Diego Bestard, director general de Spotcap España, sentencia “Es apasionante ver cómo en España contamos con grandes talentos que hacen realidad sus sueños y llevan a cabo proyectos tan innovadores como el de Ildesoft, acercando la programación y la robótica a los niños españoles, algo que hace unos años era impensable”.

La experiencia en el concurso de Javier Ildefonso no ha podido ser mejor: “El mayor premio ha sido el cariño que me han mostrado tantas personas de tantos lugares, muy especialmente los abulenses que se tomaron este reto como suyo y, sin ellos, sin duda no hubiéramos tenido ninguna opción. No sé si tendré un salario o podré vivir de mi sueño, pero el premio lo voy a destinar a contratar a una persona, seguramente de Ávila, ya que me siento en deuda con sus gentes. Hemos ganado el premio gracias al cariño de los abulenses”, concluye.

Jordan sneakers