Una red social donde reina la democracia

Iván Nabalón dirige el proyecto civitana.org, «la primera red social orientada a la participación ciudadana y gobierno abierto, un espacio de democracia en estado puro, que propone un cambio histórico importante y realizado de forma pacífica, para que las personas ocupen el lugar que les toca, que es el más importante».

 

-¿En qué consiste el proyecto civitana.org?

 

-Civitana.org es la primera red social orientada a la participación ciudadana y gobierno abierto que crea un entorno confiable para que las personas y las instituciones puedan ejercer una democracia más colaborativa. Nuestro fuerte es el desarrollo de software. Desarrollamos mecanismos de participación para que el conjunto de la sociedad pueda intervenir en la vida pública. Hasta ahora, tenemos dos mecanismos: el primero, que se llama ‘Comunidades de Cambio’, es una herramienta colaborativa para que la ciudadanía y las instituciones se pongan de acuerdo en cosas importantes y de una forma eficiente; el segundo, el ‘eVoto’, que es el primer voto electrónico fiable de inicio a fin que puede usarse desde el móvil con total seguridad para el ciudadano y para cualquier institución en cualquier consulta popular, sea vinculante o no. Ya estamos trabajando en otros mecanismos: por ejemplo la evaluación de los servicios públicos por parte de la ciudadanía, que se podría sistematizar para que el Estado pueda aprovecharse de ello y mejorar de forma constante, o en los presupuestos colaborativos.

 

-¿Qué ventajas aporta a corto, medio y largo plazo para la ciudadanía?

 

-Hoy Internet no abre un espacio a una colaboración eficiente, lo conocemos en nuestras vidas cotidianas con las redes sociales. Civitana.org, aparte de estar orientado a la participación y gobierno abierto, hace además esta colaboración efectiva, en la medida que garantiza la identidad de las personas que están detrás de un dispositivo conectado a Internet, permitiendo además su anonimato. Se alinea además con las leyes más garantistas de voto y firma electrónica e identificación digital. Podemos decir que civitana.org cambia la forma de entender la democracia desde ya. Ya existen personas que han iniciado una recogida de firmas en civitana.org y las han presentado como Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en su parlamento autonómico o en el Congreso, por ejemplo. Existen organizaciones que ya plantean primarias votadas electrónicamente. Son pasos importantes para llegar a donde queremos. A medio y largo plazo, ayudará a transmitir confianza en que el medio digital es seguro y eficiente para ponernos de acuerdo y tomar decisiones. 

 

-¿Rompe esta idea con la democracia representativa?

 

-Todo lo contrario. Es cierto que la democracia representativa por sí sola se puede considerar agotada. Nuestro modo de convivencia cambia y es razonable, puesto que la democracia tiene una influencia muy grande en nuestras vidas, y por tanto, es lógico avanzar en esta regeneración. Aun así, el nuevo modelo no tiene por qué dañar la representación, más bien fortalecerla y enriquecerla. Necesitamos personas que sean capaces de prever el futuro, tengan tiempo para visionarlo, para planificar qué queremos ser como sociedad y obviamente ayudarnos a andar el camino. Eso sí, este paso también implica hacer más responsables a las personas.

 

-¿Qué grado de fiabilidad presenta?

 

-En el mundo electrónico, como en el mundo tradicional, la seguridad total no existe. A partir de aquí, el principal trabajo de civitana.org ha sido incrementar la fiabilidad y seguridad del mundo físico, y en efecto esto es lo que hemos conseguido. Hoy, en civitana.org, por ejemplo, una consulta por el voto electrónico es más segura, con diferencia, que un voto presencial. Y esto no es publicidad, se puede demostrar.

 

-¿Cuál es el secreto tecnológico de todo esto?

 

-La realidad es que no existe ningún secreto, más allá de un duro trabajo de análisis y también de un gran esfuerzo para construir el mejor software posible. Nuestros principales retos se han centrado en poder trabajar con la seguridad que proponen los certificados electrónicos, por ejemplo el DNIe, pero hacerlos fáciles de usar, para que las personas puedan utilizar su firma y voto electrónico con total confianza y desde cualquier dispositivo conectado a internet. Por otro lado, uno de los principales desafíos era construir la identidad de las personas con garantía y por medios puramente digitales, para evitar desplazamientos y colas de espera, como pueda pasar para expedir el DNIe. Esto lo ha permitido el nuevo reglamento de identificación digital europeo, por un lado, y el desarrollo de instrumentos novedosos como es la identificación remota por vídeo, por ejemplo, donde una persona puede iniciar el proceso de identificación desde su casa o su móvil y con total garantía.

 

-¿Cuáles son los siguientes retos de civitana.org?

 

-Estamos trabajando en una aplicación pensada para el gobierno abierto en cualquier organización que se base en valores democráticos y esperamos que en breve pueda servir para mejorar la relación con la ciudadanía en ayuntamientos, partidos políticos, asociaciones profesionales, etc. Aparte de posibilitar el gobierno abierto fácil de usar, todo el esfuerzo realizado para identificar a las personas, los certificados digitales, también va a poder ser aprovechado para iniciativas de administración electrónica, que es otro desafío fundamental de las organizaciones públicas en estos momentos.

Seguimos trabajando en otros mecanismos de participación, como la evaluación del sistema o los presupuestos colaborativos.

Men Shoes - Football

Sobre el autor