“El futuro de los móviles pasa por la desaparición de la SIM” Mariano Martínez Director of Global Terminals Portfolio of Telefonica Group

Liliana Martínez Colodrón | Valladolid. Le fascina el poder de los clientes a la hora de determinar mejoras en la tecnología y reconoce que trabaja en un sector, el de la movilidad, en el que «siempre es necesario estar al día porque sufre actualizaciones permanentes y decisivas». Mariano Martínez, director of Global Terminals Portfolio of Telefonica Group y responsable de la relación con los principales suministradores de dispositivos móviles en la multinacional, participará el próximo 8 de octubre en el Congreso e-volución.

–Parece que fue hace un siglo cuando nos sorprendía ver a una persona charlando por el móvil…
–Si se analiza cuál es una de nuestras necesidades básicas, está claro que una de ellas es el teléfono móvil. En el año 1995, la penetración de los móviles era del 1% de la población; el año pasado era ya del 75%, lo que es más de 5.000 millones de personas en el mundo. No creo que existan muchas industrias en las que se haya producido una irrupción tan rápida de una tecnología.

–¿Es tal vez la movilidad la revolución industrial del siglo XXI?
–Sí. Alrededor del 60% de los móviles son ‘smartphones’, lo que quiere decir que potencialmente sus dueños tienen en sus manos el acceso a Internet. Ese porcentaje llega al cien por cien en Europa, Estados Unidos o Japón; mientras que en otras zonas menos desarrolladas, como África, se está constituyendo como un elemento crítico para poder realizar pagos, ya que no existe una infraestructura bien desarrollada al respecto.

–Como sector estratégico, ¿en qué líneas de movilidad trabaja actualmente Telefónica?
–Para nosotros el móvil es el centro de todo. Donde más estamos trabajando es en que el entretenimiento esté disponible en los dispositivos móviles; que la experiencia de televisión, por ejemplo, se pueda disfrutar en la tableta. Para nosotros lo importante es poder ofrecer unas redes que tengan la capacidad de que los usuarios puedan recibir este tipo de información, ya que casi el 65% de los datos que se mueven en móviles son vídeos. Junto a esto, es importante que tengamos terminales que puedan ofrecer técnicamente esa experiencia.

El duopolio Apple-Android

–¿Y cuál sería el reto en el que están actualmente trabajando?
–Para nosotros es muy importante que los usuarios tengan la libertad de poder elegir. Ahora mismo existe un escenario poco favorable  ya que se da prácticamente un duopolio entre Apple y_Google/Android. Es una situación muy similar a la que ocurrió con los PC hace años. El problema es que muchas de estas compañías, como Google o Facebook, viven de monetizar la información de sus usuarios, y eso pone en compromiso la privacidad de los clientes. Otro tema en el que estamos trabajando que es muy importante para nosotros es la ‘remote sim’. Dentro de poco desaparecerá la SIM que introducimos en nuestros terminal y se ‘materializará’ vía software. Creemos que va a ser bueno para la industria, por el ‘roaming’ y porque facilitará el cambio de terminal.

–Tiene que ser complicado adaptar una tecnología cuando la siguiente está ya en camino...
–En menos de un año hay una nueva tecnología que se adapta masivamente, y eso nos obliga a estar siempre al día. Por ejemplo, durante muchos años pensábamos que era obvio poner una cámara en un frontal de un móvil, pero luego todo cambio con el selfi. Y eso obligó a que en muchos terminales la calidad de la cámara trasera y de la frontal sea casi la misma, porque así lo han decidido los ciudadanos. Lo bonito es el poder de los usuarios sobre esas experiencias que quieren tener.

–Y actualmente, ¿qué es lo más demandado?
–La cámara y la marca son dos de los factores más decisivos a la hora de adquirir un móvil. También hay -factores, como la batería, que determinan la compra. Los usuarios ¬demandan teléfonos cada día más finos, pero que no se apaguen en veinticuatro horas.

–La movilidad ha abierto nuevas líneas de negocio como las ‘apps’...
–Las aplicaciones son catalizadores  de este ecosistema. Ahora bien, desde nuestro punto de vista el ‘smartphone’ se convierte en el centro de todo un sistema que va más allá de las aplicaciones,  que es el hardware.

–En su intervención en el Congreso e-volucion charlará sobre Internet de las cosas, ¿cuándo cree que se empezará a percibir ese concepto como una realidad?
–Para mí Internet de las cosas es cuando se produce todo  una análisis de esos dispositivos, esa información permite que los dispositivos se comuniquen entre sí y a raíz de ahí hay un beneficio para el usuario. Si tomamos el caso de las ‘smart cities’, donde Valladolid por ejemplo es pionera, vemos que todas las áreas de los ayuntamientos (como tráfico o basuras) ya están realizando su conectividad. El reto es crear un valor adicional a la conectividad.

–Como un sector estratégico que es, ¿puede ayudar la movilidad a remontar la crisis?
–La manera en la que trabajamos ha cambiado. Gracias al móvil hemos pasado de un comercio electrónico de producto a uno de servicios, y eso permitirá a las empresas conseguir  ingresos adicionales.

Adidas

Sobre el autor