Tecnología colaborativa

La participación del ciudadano en el corazón de la vida pública es uno de los objetivos de Civitana.org y para ello «desarrollamos tecnología colaborativa con el objeto de que instituciones y ciudadanos puedan colaborar de forma segura», señala Iván Nabalón.
 
¿Qué hace distinta a Civitana.org?
Civitana.org es única en el mundo porque es la primera red social que desarrolla tecnología colaborativa. Las primeras herramientas colaborativas son el voto electrónico, que mejora la autenticidad y seguridad del voto presencial y las Comunidades de Cambio que permiten definir el alcance de un proyecto de participación ciudadana y consensuar posturas e ideas de una forma sencilla. Pero, lo más disruptivo es eID, que es un ‘documento electrónico de identidad’ semejante a un DNI electrónico que asegura que las personas que están en civitana son quienes dicen ser. El eID cumple con la normativa vigente de identificación digital y firma electrónica y con todos los reglamentos. Se trata del mayor avance de civitana.org y en el que más esfuerzos hemos concentrado porque nos permitirá colaborar en un entorno altamente fiable y desde el móvil.
 
¿Qué otras ventajas aporta?
Quizás la disrupción de forma paralela también de la administración electrónica. Tenemos lo importante, el eID permite identificar a personas a través de medios digitales y permitirles una firma y voto electrónico seguro. Los certificados electrónicos y la cobertura jurídica de estos servicios pueden trasladarse a proyectos de administración electrónica. Más allá de los beneficios de la relación y fidelización de los ciudadanos, los ahorros de costes en la eficiencia de los procesos son enormes. Hablamos de más de un 40%.
 
¿Cree que los ayuntamientos e Instituciones lo van a demandar?
No tengo ninguna duda. En este sentido, estamos hablando con la Agencia de Desarrollo Económico de la Junta de Castilla y León para intentar crear el primer centro de I+D+i nacional en materia de Gobierno Abierto que podría convertirse en una referencia a nivel mundial.

Sobre el autor