Internet de las Cosas para reducir el desperdicio de alimentos

Internet de las Cosas

Que desperdiciamos alimentos y recursos en nuestras casas no es una novedad, y que en los almacenes y comercios se acaban caducando algunas partidas tampoco. Lo que sí parece una novedad, es que el Internet de las Cosas podría ser el remedio para dejar de desaprovechar alimentos.

Se cree que para el 2020 habrá 50 millones de dispositivos conectados. La demanda de estos dispositivos conectados afectará a todos los sectores y revolucionará no sólo el uso privado, sino también el profesional. Podríamos hablar de que ‘los dispositivos inteligentes serán capaces de generar aproximadamente 7.000 millones de dólares de ingresos en ventas para 2020’.                                                                                                                  

Según un estudio de la FAO, cerca de una tercera parte de la producción de alimentos a nivel mundial se desperdicia, 1,3 billones de toneladas de comida perdida. El desperdicio de productos perecederos en el comercio minorista es un problema. Pero, ¿cómo puede resolver el Internet de las Cosas estos problemas?

IoT puede contribuir a resolver el problema de la trazabilidad. Ahora una etiqueta de códigos de barras permite la localización de los productos alimenticios en cada etapa de su viaje por la cadena de suministro, desde que sale de los campos de cultivo hasta los lugares de distribución. Si conseguimos mejorar esta gestión será posible reducir el tiempo de almacenamiento y de tránsito de los productos en la cadena de suministro. Lo cual aumenta la vida del  producto perecedero.

Para el usuario el Internet de las Cosas (como por ejemplo el uso de códigos de barras 2D GS1) será una gran fuente de información. Se podrá utilizar para ‘informar a los consumidores sobre el origen del producto, su fecha de producción o incluso la forma en la que se produjo’

Por otra parte, el Internet de las Cosas permitirá responder a las cuestiones alimentarias vinculadas al aumento de la población mundial. Los sensores inteligentes ayudarán a mejorar las cosechas y a optimizar los recursos hídricos. Por tanto, además de ayudar a usuarios y empresas, también podrá tener beneficios directos sobre los recursos naturales, el cuidado y su uso.

 

adidas Mutator