El diseño, la clave para diferenciarse

Apostar por el diseño de productos y recursos de marca es la clave para conseguir una buena diferenciación en un mercado hiper-saturado. Los consumidores cada vez demandan más a las empresas y sus marcas; y el diseño es uno de los factores que tienen en cuenta para comprar o elegir un producto o servicio. 

El diseño es uno de los recursos más valorados para las grandes empresas. El conocimiento de las técnicas es fundamental para las compañías, contar con un profesional dedicado al diseño y cuidado de la marca añade valor a sus proyectos.

Desde la Escuela de Diseño Esdima afirman que “las empresas que priorizan el diseño en sus negocios barren a las que no renuevan su forma de comunicar e interactuar con la sociedad”.

Actualmente el 'valor de los productos y los servicios se ha desplazado desde la producción hacia la captación y venta' con lo que el diseño en cualquier empresa es la clave para transmitir mejor que la competencia.

En el ámbito tecnológico, la llegada de los dispositivos móviles ha dado un giro revulsivo al mundo del diseño corporativo. Entre otras cosas, se está alineando hacia formatos unificados que puedan emplearse en cualquier plataforma sin grandes saltos de diseño. Y es que el mercado mismo, ha sido el que ha ido exigiendo la tangibilidad del diseño.

"Antes se consideraba el diseño como algo intangible al creer que no se podía analizar sus resultados" . Hoy en día se ha demostrado que el diseño es un activo tangible que muestra qué funciona o no. Las empresas se juegan mucho, parte del éxito depende del diseño de la comunicación corporativa y del propio producto (identidad de marca). 

“La usabilidad ha llegado a un punto en el que hasta un bebé reconoce intuitivamente el funcionamiento de un interface. Eso es diseño”, comenta Roberto Sterner, Director de Marketing y Desarrollo de Esdima, quien añade que “las empresas necesitan soluciones para que la gente adquiera un producto con fluidez, sin dificultad, especialmente cuando hay dinero en juego y cada clic y movimiento agota la voluntad del usuario hacia la compra”.

El diseño, en sus distintas vertientes, (diseño de producto/servicio, forma de captar al potencial cliente y forma en que se decide adquirirlo) cambia sin parar, y esto nos obliga a mejorar y optimizar recursos. Al final, todos ganamos.

'Desde el punto de vista del sector laboral, España ha sido una importante cantera de diseñadores y arquitectos que, gracias al nivel alcanzado y know-how, están siendo bien valorados fuera y dentro de nuestras fronteras, por lo que apostar por este sector es garantía de un trabajo bien remunerado'. 

¿Cuánto invierte tu empresa en diseño? ¿Cómo crees que influye en los resultados? 

Gifts for Runners