Peugeot Instinct y el internet de las cosas

Una carrocería de Break de chasse o shooting brake, es decir fusión de coupé y familiar, una forma de carrocería muy querida por los británicos (hay muestras legendarias sobre Aston Martin o Jaguar de artesanos ingleses) que sirve para vestir al prototipo Instinct que Peugeot presentará en el próximo Salón de Ginebra (9 a 19 de marzo).
Instinct parece un nombre muy adecuado pues este automóvil puede, analizando los datos de diversos objetos ligados al conductor, adaptar su conducción, retrasar su salida o incluso optar por un itinerario diferente. Y todo ello animado con un propulsor híbrido enchufable de 300 CV de potencia.
El automóvil registra los datos que el usuario quiere compartir con él. Dichos datos provienen de los Smartphones, del reloj inteligente y de la domótica. El Instinct se comunica así con las informaciones del tráfico, el tiempo y la agenda del conductor para elegir el itinerario y determinar el momento oportuno para partir. Gracias al Internet de las cosas, el conductor esta híper asistido: la casa se cerrará automáticamente cuando el coche salga de ella, la conducción autónoma será más suave si por ejemplo el conductor viene de hacer deporte, la radio emitirá la melodía que estaba escuchando en su cadena doméstica, las lámparas se apagarán en el momento de la salida….
Dispone de cuatro modos de conducción:  Drive Boost y  Drive Relax  en conducción manual, y Autonomous Soft y Autonomous Sharp en conducción autónoma. El conductor conserva en todo momento el control. En modo Autonomous, puede dar una orden o ejecutar una maniobra desde el i-Device, integrado en la consola central.
Por supuesto este Instinct no lo veremos en los concesionarios del león pero algunas de las ideas que aporta y sobretodo el estilo estético si se puede trasladar a modelos de serie.

Kobe 11 ELite Glowing

Sobre el autor