La cuarta revolución industrial llega a las pymes

Después de unos años en los que las fábricas de las grandes empresas se han trasladado a países en los que la mano de obra es muy barata, el paradigma va a cambiar gracias a la adopción de las tecnologías de la que se ha dado en denominar como cuarta revolución industrial.

Así, al menos, lo afirmó ayer en el Congreso e-volución Emilio del Prado, presidente de Data Economy y socio fundador de EPUNTO Interim Management, que formó parte del bloque ‘El mundo 4.0: la toma de decisiones en tiempo real’.

Del Prado, que utilizó en varios momentos de su ponencia algunos de los títulos más famosos de la ciencia ficción para ilustrar sus afirmaciones, quiso realizar un viaje adelantándose varios años, como si estuviera a bordo de un Delorean. Allí aseguró que la quinta revolución industrial será la que llegue cuando se desarrolle el teletransporte, idea que ilustró con una diapositiva de Star Trek. Mientras, «estamos en la cuarta y en ella podemos ser líderes», aseveró al volver a nuestra era después de su salto temporal. «Con la llegada de las tecnologías  relacionadas con el ‘Big Data’, las empresas con sede cerca de sus clientes serán las que ganen la partida; la mano de obra barata pierde peso en la ecuación», dijo, haciendo referencia a cómo en Estados Unidos se está produciendo una intensa relocalización de empresas.

Además quiso proponer, de forma metafórica, que en España se escriba ‘El libro gris de la nueva reconversión industrial’, que recoja las principales guías que seguir de cara a este nuevo paradigma que llegará de la mano de las tecnologías relacionadas con la recolección y el tratamiento de datos a gran escala.

Entre estas medidas incidió en la batalla entre las entidades públicas y los empresarios, que comparó con la película ‘Batman contra Superman’. «Los gobiernos buscan mantener el empleo, las empresas piensan en el futuro. ¿Quién ganará?».

Para cerrar su intervención, este experto en economía asociada a la producción de bienes y servicios, quiso recomendar a todas las empresas contratar a directivos que tomen las decisiones sobre cómo adaptarse a esta nueva revolución industrial. «Han de formar parte de su plantilla aunque solo sea durante el tiempo en el que llevan a cabo su transformación».

Y es que, aunque suene lejano para ellas, los sistemas 4.0 de ‘Big Data’ no están diseñados solo para ser implementados por las grandes multinacionales, sino que todas las empresas están llamadas a incluirlos en sus procesos. «Las grandes multinacionales llevan trabajando en ello desde hace veinte años; nuestras pymes e industrias tienen  que empezar a adoptarlas ya para ser competitivas a nivel internacional», afirmó su compañera de mesa, Catalina Jiménez, directora general de Sothis CSI. Para esta ponente, que avisó de que muchas empresas han cambiado su estructura cuando han debido adaptarse a una nueva forma de entender el negocio, «el gran reto que la industria tiene ahora es conectar lo mecánico con lo digital». Sobre esta idea pivotó buena parte de su discurso, en el que aseguró que la analítica de la información que se genera en la planta de producción de una empresa es fundamental, «y hoy en día no se sabe cómo aprovechar todo ese flujo».

A preguntas del público, durante la mesa redonda que tuvo lugar tras las ponencias y fue moderada por Liliana Martínez, jefa de la Sección Web de El Norte, Catalina Jiménez afirmó que el futuro no pasa por mantener el negocio tradicional a la vez que se produce la digitalización sino que «tal vez la  empresa tiene que dejar de trabajar en lo que lo ha hecho toda la vida. Hay que mantenerse a flote, la idea original es lo de menos».

 

Foto: Catalina Jiménez y Emilio del Prado junto a la jefa de la Sección Web de El Norte de Castilla, Liliana Martínez. :: Ramón Gómez

FASHION NEWS

Sobre el autor