Hyundai presentará en el Salón de Ginebra el Kona eléctrico

El Kona de Hyundai es el único modelo de su categoría que cuenta en su gama con una versión eléctrica, o más bien dos para ser más concretos, que se desvelarán en el próximo Salón de Ginebra (8 al 18 de marzo).
El modelo de base tiene un motor de 135 CV de potencia  (99 kW) y una batería de  39,2 kWh, para una autonomía anunciada de  300 kilómetros. Y la segunda versión eléctrica tiene un motor de 204 CV (150 kW) y una batería de  64 kWh, con una autonomía de  470 km homologada según el nuevo ciclo WLTP, más realista que el NDEC.
Si la diferencia de precio y de tiempo de recarga entre estas dos versiones es importante, igual ocurre con las prestaciones, a pesar de que ambas versiones del Kona eléctrico ofrecen el mismo par motor de  395 Nm.
El Kona 64 kWh emplea apenas  7,6 segundos para pasar de 0 a 100 kilómetros por hora, mientras que en el  de  39 kWh  son 9,3 segundos los que le lleva en este mismo ejercicio.
Hyundai emplea unas  baterías de polímero de litio para el nuevo Kona Eléctrico, en lugar de las convencionales de hidruro metálico de níquel. Las primeras proporcionan menor efecto memoria y una excelente capacidad para cargarse y descargarse de la forma más eficiente, entregando siempre la máxima potencia. El 80% de la carga de la batería de polímero de litio sólo necesita 54 minutos para cargarse cuando emplea una toma de carga rápida de 100 kW. Con el cargador de a bordo, de 7,2kW, recargar el coche con corriente normal lleva 9 horas y 40 minutos para el paquete de baterías de mayor autonomía larga y 6 horas y 10 minutos para el paquete de baterías de menor autonomía. Los conductores también tienen la opción de cargar su coche con una toma de corriente compatible, instalada en su casa, usando el cable ICCB (In-Cable Control Box). El puerto de carga está localizado en el frontal del vehículo, cerca del logo de Hyundai, como se puede ver en la fotografía.
Para distinguirse de sus homólogos térmicos, el Kona eléctrico cuenta únicamente con unas llantas diferentes, una parrilla cerrada, las lámparas gemelas, que incrementan el impacto visual, con unas luces diurnas LED ubicadas por encima de los faros LED. En el interior también nos encontramos algunas diferencias. El nuevo cuadro de mandos de alta resolución y siete pulgadas incorpora los distintos indicadores de medición, tales como el velocímetro, el nivel de carga de la batería, el gráfico del fluido de la energía y modo de conducción para el usuario. Dependiendo del modo seleccionado, el color de fondo y los medidores se adaptan para dar siempre la información más importante y útil al conductor. Adicionalmente y combinado con el head-up display (HUD), se proyecta la información de conducción relevante en el parabrisas, delante del conductor. Esto permite un procesamiento de la información más rápido, sin perder de vista la carretera.

nike

Sobre el autor