La inteligencia artificial irrumpe también en los videojuegos

La inteligencia artificial tiene múltiples campos de aplicación: El transporte, la medicina, la educación… Y también los videojuegos.

La inteligencia artificial ya se usa comúnmente en los videojuegos para proporcionar a los jugadores una experiencia rica y realista en un mundo inmersivo. La tecnología ha permitido a los diseñadores crear personajes, objetos y entornos cada vez más inteligentes, dinámicos y atractivos. Pero ahora la IA se está utilizando ‘fuera’ del juego para proteger las cuentas de los usuarios de los piratas informáticos.

Por ejemplo, Amelia de la compañía IPsoft, un agente cognitivo conversacional de primer nivel, se implementó para hablar con los usuarios finales en uno de los principales editores de juegos, ayudando con las consultas diarias en su centro de servicio de atención al cliente.

Sin embargo, un beneficio inesperado de esta implementación comenzó a surgir cuando los hackers pretendían robar información del usuario y piratear cuentas, para ganar dinero rápido. Estos hackers prefieren obtener información personal y ganarse la confianza del gamer. La IA ha conseguido frenar - con una precisión superior al 99% - y se centra, sobre todo, en detectar prácticas maliciosas en chats, al ser capaz de gestionar más de diez mil conversaciones a la semana.

Esta experiencia es fácilmente aplicable a otros servicios de atención al cliente online como entidades financieras, aseguradoras, servicios médicos, telecomunicaciones o servicios turísticos.  que pueden ver sus servicios colapsados por este tipo de prácticas.

Sobre el autor